¿Qué es la Acidosis?

Es una dolencia en la que hay demasiado ácido en los líquidos del organismo. Es lo contrario a la alcalosis (una afección en la cual hay exceso de base en los líquidos corporales).

Los riñones y los pulmones son los encargados de mantener el equilibrio (nivel de pH apropiado) de químicos conocidos como ácidos y bases en el organismo. La acidosis ocurre cuando el ácido se acumula o cuando el bicarbonato (una base) se pierde. La acidosis se clasifica como Acidosis metabólica y Acidosis respiratoria.

La acidosis respiratoria se presenta cuando hay mucho dióxido de carbono (un ácido) en el organismo. Este tipo de acidosis suele ser causada cuando el organismo es incapaz de eliminar suficiente dióxido de carbono del cuerpo por medio de la respiración. También es conocida como acidosis hipercápnica y acidosis por dióxido de carbono. Las causas de la acidosis respiratoria pueden ser: Deformaciones en el tórax, como cifosis, Uso excesivo de sedantes, Lesiones torácicas, Debilidad de los músculos en el tórax, Enfermedad pulmonar crónica.

La acidosis metabólica ocurre cuando se produce demasiado ácido o cuando los riñones no logran eliminar suficiente ácido del organismo.

Hay distintos tipos de acidosis metabólica:


La acidosis hiperclorémica causada por la pérdida de demasiado bicarbonato de sodio del organismo, que puede ocurrir con la diarrea intensa.

La acidosis diabética, conocida como cetoacidosis diabética o CAD, ocurre por una acumulación de cuerpos cetónicos (que son ácidos) durante una diabetes no controlada.

La acidosis láctica, producida por la acumulación de ácido láctico, y puede deberse por: alcohol, cáncer, ejercicio vigoroso por mucho tiempo, insuficiencia hepática, bajo azúcar en la sangre (hipoglucemia), medicamentos como los salicilatos, MELAS (un raro trastorno genético que afecta la producción de energía), falta prolongada de oxígeno por shock, insuficiencia cardíaca o anemia grave, convulsiones, Enfermedad renal, Intoxicación con ácido acetilsalicílico ( aspirina ), etilenglicol (se encuentra en anticongelantes) o metanol, Deshidratación grave.

Las pruebas para diagnosticarla son la gasometría arterial o un examen de electrólitos en suero, asi como un grupo de pruebas metabólicas básicas, las cuales confirmarán que la acidosis está presente e indicarán si se trata de una acidosis metabólica o respiratoria. Pueden ser necesarios otros exámenes para determinar la causa de la acidosis.

La acidosis puede ser peligrosa sin tratamiento.