¿Qué es el Coronavirus?

En realidad se trata de una familia de virus que incluyen patógenos habituales en el hombre y los animales. Fué descubierta en la década de los 60 pero su origen es aún desconocido. Dependiendo del tipo de virus que una persona contraiga, será la enfermedad que desarrollará, la cual puede ser desde un simple resfriado hasta un síndrome respiratorio grave (Neumonía).

La mayor parte de los coronavirus no suelen representar un peligro mayor, y su tratamiento suele ser eficaz. Incluso la mayoría de las personas en algún momento contraen un coronavirus, sobre todo en su infancia o en la vejez.

Recibe su nombre dado que su aspecto es muy similar al de una corona, y puede estar presente en humanos aunque es más común en los animales.

Los tipos de coronavirus que generan síntomas de resfriado común son los tipos 229E y OC43, aunque en los casos más graves pueden derivar en una neumonía en personas de edad avanzada o en neonatos.

En los últimos 17 años nos enfrentamos con tres alertas importantes de contagio de coronavirus:

Noviembre de 2002: El SRAS-CoV,
conocido como síndrome respiratorio agudo y grave (SRAS, llamado también SARS y SRAG) se propagó en China, infectando a más de 8.000 personas en 37 países, causando más de 700 muertes. Su mortalidad estimada es de un 10%.

Julio de 2012: El MERS-CoV también conocido como MERS, es el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio, registrándose por primera vez en Arabia Saudita. Se contaron hasta finales de 2019 más de 2.400 casos en varios países, causando más de 800 muertes. Su mortalidad estimada es del 35%.

31 de Diciembre de 2019: El 2019nCoV inició su brote en la ciudad China de Wuhan, con más de 11 millones de habitantes, de ahí se lo conoce popularmente como "coronavirus de Wuhan". Se estima que no es tan letal como el MERS ni tan grave como el SARS, aunque genéticamente es muy parecido a este último, ya ha generado varias muertes.

¿Cómo se contagia el Coronavirus?


La mayoría de los coronavirus se propagan de manera similar a la gripe: a través de la saliva, por personas infectadas que tosen y estornudan, al tocar las manos o la cara de una persona infectada o tocar objetos que han sido tocados por ellos como pasamanos o picaportes de puertas.

El coronavirus suele comenzar a manifestarse una semana después de haber sido contagiado.
La mayor parte de los síntomas se presentan entre 3 a 6 días luego de infectarse.
Los grupos de mayor riesgo, son niños y ancianos, ya que pueden derivar en enfermedades más graves, como la neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal entre otros, pudiendo llevar a la muerte.

Se debe tener especial cuidado con personas inmunodeprimidas o con enfermedades crónicas como diabetes, algunos tipos de cáncer o enfermedad pulmonar crónica.

¿Cómo prevenir el contagio?


Hasta la fecha no existe vacuna ni tratamiento específico para combatir al coronavirus, aunque Estados Unidos y China están trabajando en ello.

Tener una higiene básica es la mejor forma de evitar contraer el virus en los sobre todo en sitios donde ya se han registrado casos. Lavarnos las manos con frecuencia y evitar en lo posible el contacto con personas que ya estén infectadas, cuidando especialmente ojos, nariz y boca. Si estamos en un presencia de alguien infectado se aconseja usar mascarilla o pañuelo para cubrirse la nariz y la boca.

¿Qué síntomas tiene el Coronavirus?


Los síntomas del coronavirus son similares a los de la gripe común:

  • - Secreción y goteo nasal.

  • - Tos.

  • - Fatiga.

  • - Dolor de garganta y de cabeza.

  • - Fiebre.

  • - Escalofríos y malestar general.

  • - Dificultad para respirar (disnea)


Este tipo de virus puede desde no presentar síntomas hasta síntomas respiratorios leves o agudos. Suele cestar acompañado de tos, fiebre y dificultades respiratorias. Es común neumonía y, en el caso del MERS, también se pueden registrar síntomas gastrointestinales, como la diarrea.

¿Cómo se diagnostica el Coronavirus?


Para saber sise trata de un simple resfriado o de un coronavirus se debe realizar un cultivo de secreciones de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre.

Si se sospecha del coronavirus, se suele realizar una tomografía de tórax para determinar los síntomas de neumonía, y análisis de coagulación de sangre, conteo sanguíneo y análisis bioquímico. También se realizan pruebas de anticuerpos y de virus.

En los aeropuertos se implementó el uso de cámaras térmicas para examianr a las personas que llegan procedentes de zonas afectadas, tal y como se hizo con los brotes anteriores. Se implementaron cuestionarios a los viajeros, y en caso de sospecha, se los examina y de ser necesario se les traslada a centros sanitarios.

Tratamiento del Coronavirus


Si bien No existe una vacuna para el coronavirus del resfriado común, los casos más leves pueden tratarse siguiendo los mismos pasos que un catarro común. No requiere intervención médica y tan solo con lavarse las manos de forma frecuente, guardar reposo y beber líquidos de forma abundante a los pocos días los síntomas desaparecerán.

También se pueden tomar analgésicos como ibuprofeno o paracetamol en caso de dolor de garganta o fiebre.
Para casos de coronavirus como el SARS, MERS y 2019nCoV, se recomienda el ingreso hospitalario. El tratamiento se basa en antivirales, altas dosis de esteroides para bajar la inflamación pulmonar y soporte respiratorio, si se encuentra infección bacteriana también se usan antibióticos.
El tratamiento se adapta en función de la gravedad del paciente.